jueves, 28 de julio de 2011

Cuento y fiesta de "El Mago de Oz"

Esta vez hemos seleccionado un cuento de hadas maravilloso, lleno de aventuras, imaginación y valores positivos como la amistad, el amor por la familia y el hogar, la sinceridad, la valentía, la honradez y la autoestima : "Se puede superar cualquier obstáculo y ser felices buscando dentro de nosotros mismos"
Os recomiendo la lectura de los libros a partir de los 8 años.
Espero que os guste este resumen del argumento:

Cuento para niños: El mago de OZ (Autor:Lyman Frank Baum)
Dorita era una niña que vivía en una granja de Kansas con sus tíos y su perro Totó. Un día, mientras la niña jugaba con su perro por los alrededores de la casa, nadie se dio cuenta de que se acercaba un tornado. Cuando Dorita lo vio, intentó correr en dirección a la casa, pero su tentativa de huida fue en vano. La niña tropezó, se cayó, y acabó siendo llevaba, junto con su perro, por el tornado. Los tíos vieron desaparecer en cielo a Dorita y a Totó, sin que pudiesen hacer nada para evitarlo. Dorita y su perro viajaron a través del tornado y aterrizaron en un lugar totalmente desconocido para ellos. Allí, encontraron unos extraños personajes y un hada que, respondiendo al deseo de Dorita de encontrar el camino de vuelta a su casa, les aconsejaron a que fueran visitar al mago de Oz. Les indicaron el camino de baldosas amarillas, y Dorita y Totó lo siguieron.
En el camino, los dos se cruzaron con un espantapájaros que pedía, incesantemente, un cerebro. Dorita le invitó a que la acompañara para ver lo que el mago de Oz podría hacer por él. Y el espantapájaros aceptó. Más tarde, se encontraron a un hombre de hojalata que, sentado debajo de un árbol, deseaba tener un corazón. Dorita le llamó a que fuera con ellos a consultar al mago de Oz. Y continuaron en el camino. Algún tiempo después, Dorita, el espantapájaros y el hombre de hojalata se encontraron a un león rugiendo débilmente, asustado con los ladridos de Totó. El león lloraba porque quería ser valiente. Así que todos decidieron seguir el camino hacia el mago de Oz, con la esperanza de hacer realidad sus deseos.
Cuando llegaron al país de Oz, un guardián les abrió el portón, y finalmente pudieron explicar al mago lo que deseaban. El mago de Oz les puso una condición: primero tendrían que acabar con la bruja más cruel de reino, antes de ver solucionados sus problemas. Ellos los aceptaron. Al salir del castillo de Oz, Dorita y sus amigos pasaron por un campo de amapolas y aquél aroma intenso les hicieron caer en un profundo sueño, siendo capturados por unos monos voladores que venían de parte de la mala bruja. Cuando despertaron y vieron la bruja, lo único que se le ocurrió a Dorita fue arrojar un cubo de agua a la cara de la bruja, sin saber que eso era lo que haría desaparecer a la bruja. El cuerpo de la bruja se convirtió en un charco de agua, en un pis-pas.
Rompiendo así el hechizo de la bruja, todos pudieron ver como sus deseos eran convertidos en realidad, excepto Dorita. Totó, como era muy curioso, descubrió que el mago no era sino un anciano que se escondía tras su figura. El hombre llevaba allí muchos años pero ya quería marcharse. Para ello había creado un globo mágico. Dorita decidió irse con él. Durante la peligrosa travesía en globo, su perro se cayó y Dorita saltó tras él para salvarle. En su caída la niña soñó con todos sus amigos, y oyó cómo el hada le decía:
- Si quieres volver, piensa: en ningún sitio se está como en casa”. Y así lo hizo. Cuando despertó, oyó gritar a sus tíos y salió corriendo. ¡Todo había sido un sueño! Un sueño que ella nunca olvidaría... ni tampoco sus amigos.
****
 Fiesta de cumpleaños del Mago de Oz
Os dejo una nueva fiesta temática esta vez inspirada en la película del "Mago de Oz".
La decoración de esta preciosa fiesta se ha cuidado hasta el último detalle.
Se ha seleccionado la silueta de "Dorothy" en negro con los zapatos en rojo como motivo principal en todos los detalles: la invitación, cartelitos, etiquetas, guirnaldas y los cuadritos de vichy azul para las telas y rebordes de la papelería. ¡Todo combinado a la perfección!
En la mesa principal se ubicaron los diversos postres: tarta, cupcakes, golosinas y galletas.
Las cortinas de adorno recuerdan las de la casa de Dorothy y sus trenzas del pelo.
Las cestas y la paja ubican el escenario en Texas, donde se desarrolla la gran aventura.
Las imágenes seleccionadas para las galletas son relevantes en el desarrollo del cuento.
En la mesa de la merienda se colocaron delantales en cada silla personalizados y gorritos de tela,
un precioso camino de mesa de tela en cuadritos azul con volantes combinado con los banderines y bonitas servilletas de algodón blanco. 
 También les dieron zapatos de purpurina rojos y tutus en rojo o azul para que se disfrazaran durante la fiesta.
Será una fiesta que seguro que recordarán toda su vida con un cariño especial!
Gran organización del evento que merece una felicitación:¡ Enhorabuena por esta fiesta tan maravillosa!
 Fiesta ofrecida por: Kate Landers







viernes, 22 de julio de 2011

Fiesta de cumpleaños con taller de "Costura Vintage"

Fiesta de cumpleaños con taller de "Costura Vintage"
He de destacar la gran creatividad, sencillez y gusto en la realización de esta fiesta de costura, que puede ser la delicia de muchas niñas.
Por su gran afición a la costura, despues de recibir en Navidad un kit de costura y una maquina de coser de juguete, la pequeña del cumpleaños le pidió a su madre celebrar su 7º cumpleaños con una fiesta de costura.
Las invitaciones para el cumpleaños se entregaron en mano, envueltas en bolsitas blancas con el nombre de cada niña y atadas a unos carretes de madera, con pegatinas a juego en la parte de arriba.
¡Una preciosidad!

Para el día de la fiesta transformaron la sala de juegos en un cuarto de costura utilizando una máquina de coser de 1915, un tablero de corcho donde se colocaron preciosos estampados de tela en diferentes aros y uno bordado con el número de años que cumplia la niña. 
Preciosas guirnaldas de tela rizada se colocaron en los respaldos de las sillas.
En la mesa de costura se ubicaron las bebidas y postres: cookies, zumos de frambuesas y vasos de frambuesas fescas con nata montada.
Se eligío una tarta costurero para la celebración y preciosas cookies de costura, algunas parecían carretes de hilo de costura que fueron adornados con cinta.
  Mientras llegaban los invitados las niñas jugaron a adivinar el número de botones que había en un frasco y unas cuantas rondas a "tirar el aro".
El taller de costura consistió en coser cada niña la inicial de su nombre y una flor a una tela ,ya preparadas y en realizar una cupcake con botones de adorno. Para todo utilizaron fieltro de colores.
Al terminar la fiesta les regalaron unos estuches de tela y unas pegatinas de botones donde guardar sus creaciones.
¡Resultó una fiesta preciosa, muy bien organizada y divertida!
¡Enhorabuena a los anfitriones por la organización de este maravillosos evento!
Evento ofrecido por: pure joy events

miércoles, 6 de julio de 2011

Fiesta Caperucita Roja II

Ampliamos la entrada de la fiesta de Caperucita Roja con esta preciosidad de celebración.
Fiesta de Caperucita Roja II
Se invitó a celebrar el cumpleaños con una fiesta de cocina, donde las niñas realizaban pizzas y pintaban varitas de frutas. Al finalizar la fiesta cada niño recibió un delantal para llevarse a casa de regalo. 
¡Enhorabuena por la decoración!

Fiesta ofrecida por: Amy Atlas.

Cuento y fiesta de cumpleaños de Caperucita Roja

Cuento de Caperucita Roja
Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.
Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque, recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo.
Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas...
De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.
— ¿A dónde vas, niña? — le preguntó el lobo con su voz ronca.
— A casa de mi abuelita — le dijo Caperucita.
— No está lejos — pensó el lobo para sí, dándose media vuelta.
Caperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores: - El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles.
Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo.
El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta. La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada.
— Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!
— Son para verte mejor — dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.
— Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!
— Son para oírte mejor — siguió diciendo el lobo.
— Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!
— Son para...¡comerte mejoooor! — y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita.
Mientras tanto, el cazador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo, decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita. Pidió ayuda a un serrador y los dos juntos llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que estaba.
El cazador sacó su cuchillo y rajó el vientre del lobo. La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!.
Para castigar al lobo malo, el cazador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó.
En cuanto a Caperucita y su abuela, no sufrieron más que un gran susto, pero Caperucita Roja había aprendido la lección. Prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en adelante, seguiría las juiciosas recomendaciones de su Abuelita y de su Mamá.
Fin
****
Fiesta de "Caperucita Roja"
Cuidado hasta el último detalle en esta fiesta donde las setas y los frutos rojos son protagonistas.
Se han empleado elementos naturales para la decoración que le dan un toque más campestre.
Los niños se han disfrazado de Caperucita Roja y el lobo.

Fiesta ofrecida por: candy and cakes
Cuento por: Orange
****
Otra preciosa fiesta muy bien presentada por: karenlisa
Cookies preciosas decoradas con Caperucita, el bosque y en forma de flor.
En este caso destacan las flores con mayor relevancia. tanto en las cajas como en las etiquetas y en las galletas colgadas de las ramas.

 Espero que nuestros maravillosos cuentos infantiles sigan sirviendo de inspiración para las fiestas infantiles.
y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Cuento "Las Hadas" y Fiesta infantil:"Piensa un deseo"

Cuento "Las Hadas"
Erase una vez una viuda que tenía dos hijas.
La mayor asemejaba a la madre en todo, tanto físicamente como en el carácter, quien veía a la madre veía a la hija. Las dos eran sumamente antipáticas y llenas de soberbia, a tal punto que nadie quería estar cerca de ellas, ni vivir junto a ellas.
La más joven por el contrario, tenía una dulzura increíble, y por la bondad del corazón, era el retrato de su padre, y era de una belleza incomparable que era difícil encontrar otra joven tan bella como ella. Naturalmente, como todos aman a sus semejantes, la madre tenia predilección por la mayor y sentía por la menor una aversión y repugnancia espantosa.
Le hacía comer en la cocina, y todos los que haceres de la casa le tocaban a ella. Aparte de todo, esta pobre niña debía dar dos viajes a una fuente distante, de más de una milla y media a buscar agua y traer un gran cántaro lleno.
Un día mientras estaba en la fuente llenando su cántaro, se le acerca una pobre vieja, quién le rogó que le diera agua de beber. "Pero claro, abuelita, con mucho gusto." respondió la niña, "espere que le llene la jarra". Inmediatamente la limpió, la llenó con agua fresca y se la presentó, sosteniéndola en sus propias manos para que bebiera cómodamente y hasta saciarse. Cuando hubo bebido, la viejita le dijo: "Eres tan buena, y tan bella que por esto no puedo hacer menos que darte un regalo". Aquella era un hada que había tomado la forma de una vieja campesina para ver hasta donde llegaba la bondad de la jovencita. Y continuó."Te doy por regalo que por cada palabra que sale de tu boca brotará o una flor o una piedra preciosa".
La muchacha regresó a la casa con el cántaro lleno, algunos minutos más tarde; la madre estaba hecha una furia por el minúsculo retardo. "Mamá, ten paciencia, te pido perdón" dijo la hija toda humilde, y en tanto hablaba le salieron de la boca dos rosas, dos perlas y dos diamantes enormes. "Pero qué sucede aquí!!" dijo la madre estupefacta, "me equivoco o estás escupiendo perlas y diamantes!... Oh pero cómo, hija mía? ..."
Era la primera vez en toda su vida que la llamaba así y en tono afectuoso. La niña contó ingenuamente todo lo que le había sucedido en la fuente; y mientras hablaba , brotaban los rubíes, topacios de sus labios. "Oh, qué fortuna!", dice la madre, "necesito enviar también a esta otra niña.
Mira, Cecchina, mira lo que sale de la boca de tu hermana cuando habla. Te gustaría tener también a ti este don?... Es necesario que solamente vayas a la fuente de agua y si una viejita te pide agua, dásela con mucha amabilidad." "¡No faltaba más, ir a la fuente ahora!" reclamó la otra. "¡Te digo que vayas ahora mismo!" Gritó la mamá.
Salió corriendo la muchacha, llevando consigo la más bella jarra de plata que había en la casa. ... Apenas había llegado a la fuente, apareció a una gran señora, vestida magníficamente, que le pide un poco de agua. Era la misma hada que había aparecido a su hermana; pero había tomado el aspecto y vestuario de una princesa, para ver hasta dónde llegaba la malacrianza de esa joven. "¡Pero claro" dice la soberbia, "que he venido aquí para darle de beber a usted! ...¡Seguro!...Para darle de beber a usted y no a otra persona!...Un momento, si tiene sed, la fuente está ahí!" "Tienes muy poca educación, muchacha..." dijo el hada sin inmutarse "Ya que eres tan maleducada te doy por regalo , que por cada palabra pronunciada saldrán de tu boca una rana o una serpiente".
Apenas la vio la madre a lo lejos, que le grita a plena voz: "¿Como te fue, Cecchina?" "¡No me molestes mamá!, replicó la muchacha; e inmediatamente escupió dos víboras y dos ranas Oh Dios, que veo!... la culpa debe ser toda de tu hermana!, me las pagará!" Y se movió para pegarle. Aquella pobre joven huyó del rencor y fue a refugiarse en el bosque cercano.
El hijo del Rey que regresaba de la caza la encontró en un sendero , y viéndola tan hermosa, le preguntó qué hacía en ese lugar tan sola, y porqué lloraba tanto. "Mi madre me ha sacado de la casa y me quería golpear" Respondió la joven. El hijo del Rey quien vió salir de aquella boca cinco o seis perlas y otros tantos brillantes, le rogó que le contara cómo era posible algo tan maravilloso. Y la muchacha le contó toda la historia de lo que le había sucedido.
El príncipe real se enamoro de inmediato de ella, y considerando que el don del hada era mas valioso que cualquier dote que ninguna de las damas del reino podrían tener, la llevo sin chistar a palacio y se casó con ella. La otra hermana, mientras tanto se hizo odiar por todos de tal manera, que su misma madre la sacó de la casa; y la desgraciada joven después de tratar de convencer a muchos de que la recibieran, todo en vano; se fue a morir al fin del bosque.
Fin
****
Fiesta "piensa un deseo"
Preciosa fiesta inspirada en los cuentos de hadas.No falta detalle en la decoración ni en los postres seleccionados.La elección de los colores resulta muy acertada














Fiesta ofrecida en: Karas Party por frog prince paperie
Cuento de: Orange.

Cuento y fiesta infantil: "Alicia en el País de las Maravillas"

¿Sabéis queridos amiguitos, dónde se encuentra el país de las maravillas? El país de las maravillas es ese delicioso lugar al que nos trasladamos todos cuando soñamos. Y a ese país encantador se encaminó nuestra buena Alicia un día de verano, cuando se encontraba leyendo un libro en compañía de su hermana mayor a la sombra de un frondoso árbol a la orilla de un arroyuelo. De pronto, vio pasar delante de ella a un conejito blanco que muy malhumorado, miraba un gran reloj que había sacado del bolsillo de su levita.
-Voy a llegar tarde, sé que voy tarde, son ya las cinco y a las cinco y media tengo que estar, sé que no llego. Y siguió corriendo refunfuñando para sus adentros; Alicia se quedó maravillada.
-Qué cosa más rara, un conejo que anda por ahí vestido con una levita, mirando un reloj de bolsillo y diciendo que llega tarde......¿Dónde irá? ¡Ah! Pues yo no me quedo sin saberlo, voy tras él.
Y sin pensarlo más siguió al conejo blanco que, un poco más lejos, se metió en un gran agujero que había en el hueco de un árbol.
-Se ha escondido en ese árbol, pues yo le sigo........no quiero perderme la fiesta a la que seguro se dirige el conejo.
Dicho y hecho. Alicia se introdujo en el hueco del árbol, pero de pronto notó que caía en el vacío.
-¡Ay, que me caigo! Qué raro, caigo pero despacito, despacito, como si bajara en un paracaídas.
Efectivamente, Alicia flotaba en su descenso como las hojas cuando en otoño se desprenden de los árboles lentamente, lentamente. Y así, fue a parar a una estancia llena de muebles parecida a una estancia llena de muebles parecida a un comedor de una casa cualquiera.
-Esta debe ser la casa del conejito.
Al posarse sobre el suelo, vio al conejo blanco que desaparecía por una puerta chiquitita que había en un rincón de la habitación.
-¡Oh, qué pena, y soy demasiado grande para pasar por esa puerta.....! voy a quedarme sin ver la fiesta.
Antes dijimos que Alicia había caído en el comedor de una casa cualquiera, pero no debemos olvidar que ahora se hallaba en el País de las Maravillas, donde todas las cosas son maravillosas, diferentes a la forma en que nosotros estamos acostumbrados a verlas. Así, las sillas estaban apoyadas en el techo, colgando cabeza abajo, las macetas eran las flores de las plantas mientras que las flores, hacían las veces de macetas. Dando vueltas por la habitación, vio un plato con bizcochos, unos eran de vainilla y otros de chocolate.
Tomó unos cuantos y se los echó al bolsillo. Mordió uno de vainilla y..................
-¡Ah! Me estoy haciendo tan pequeñita como un conejo, ahora podré el fin ir tras el conejito blanco y ver qué hay detrás de esa puerta chiquitina.
Así lo hizo y se encontró en un jardín maravilloso, vio infinidad de enanitos y animalillos; También llamó su atención el ver que los jardineros se entretenían pintando las flores de muchos colores. A todos, preguntó Alicia por la dirección que había tomado el conejito, pero nadie supo darle razón.
-Pues yo tengo que encontrarle, seguiré por ese caminito de la derecha,.... yo no me quedo sin ver la fiesta.
Luego de andar un buen rato, llegó a un claro del bosque, y allí vió una casita extrañísima, con forma de cafetera. Por una ventana vió al conejito blanco.
-Por los pelos de mis bigotes, que llego tarde. ¿Dónde habré puesto mis guantes? Lo que me faltaba ahora. ¡Eh! ¿Qué haces tú aquí? Anda búscame mis guantes de ceremonia......Vamos deprisa que llego tarde.....niña entrometida. No los encontrarás no.....
-¿Cómo son tus guantes? Si no me dices como son, no los podré encontrar.
-¡Oh, qué niña más inútil!¿Cómo van a ser? Blancos ¿Cómo quieres que sean unos guantes de ceremonia?.
Alicia entró en la casa a cumplir el encargo del conejito y tuvo la suerte de encontrarlos enseguida.
-Aquí están, ¿Son estos?.
-Sí, sí, corre dámelos, veremos si llego.
El conejillo tomó los guantes, y a la carrera se alejó por un sendero del bosque como alma que lleva al diablo. Alicia trató de seguirle, pero de pronto se perdió de vista detrás de un seto.
-Espérame, amigo conejo espérame, quiero ir contigo, ya no se le ve........
Desilusionada, Alicia siguió su camino en pos del conejito malhumorado. Un poco más allá se encontró a un sombrero de copa que estaba tomando el té con una liebre saltarina. Le invitaron a compartir su merienda, pero no pudieron darle indicación alguna que sirviera para conocer la dirección que había tomado el conejo. De pronto, en el recodo del camino se oyeron los agudos sones unos clarines.
-¿Qué será eso? Voy a ver....
Alicia aligeró el paso y.......¡Oh sorpresa! ¿Qué diréis que vio? Un cortejo de cartas de jugar al póquer armadas con unas lanzas que desfilaban marcialmente entonando cantos guerreros. Al frente del cortejo y tocando un clarín muy reluciente, se hallaba el conejo blanco en traje de gala y con el borlón de su cola desplegado.
-"......Somos los naipes de la baraja,......yo soy el rombo,.......y yo el corazón........yo soy el trébol........y yo el as de picas...........somos guardianes de la ilusión, a nuestra reina damos escolta, la defendemos con gran fervor, si alguien pretende causarle daño le propinamos un coscorrón........."
-¿Qué haces tú aquí Alicia?
-¡Vaya!, ¿con que por esto era tu prisa?......Qué elegante vas conejito.....
-Soy el mayordomo mayor de la reina de corazones. Ahora tendrás que jugar una partida de cartas con ella y si ganas, te mandará cortar la cabeza, pero si nota que haces trampas para perder, te cortará la cabeza también. ¿Ves ahora porque no quería que vinieras?
Alicia se echó a temblar y trató de esconderse detrás de una de las cartas, pero la reina la vio enseguida.
-¡Eh, tú, niña, ven aquí! ¿Quién eres tú?
-Pues.....yo majestad.....yo soy Alicia.
-Pues bien Alicia, vamos a jugar una partida de cartas.
Alicia se asustó, sin embargo comenzó la partida tratando por todos los medios de perder todas las bazas con el fin de no enojar a la reina, pero ésta que era muy astuta, se diño cuenta enseguida.
-¿Qué haces, por qué echas esa carta, es que quieres perder, crees que soy tonta? Pues no te librarás de mi castigo por haber venido a mi país sin mi permiso.
-Yo majestad......la verdad es que............
-¡Soldados, prendedla!
Alicia se vio perdida, echó a correr perseguida por los soldados. Ya la alcanzaban, cuando se acordó de los bizcochos de chocolate.
-Comeré uno a ver si recupero mi tamaño normal.
Alicia tomó un bizcocho y empezó a crecer y a crecer.......hasta alcanzar su estatura y entonces pudo escapar, pero no tan aprisa como para evitar que una flecha lanzada por el cinco de trébol la alcanzara en la palma de la mano.
-¡Ay, mi mano!
Entonces despertó, estaba en el prado reclinada en su hermana, un mosquito la había picado en la palma de su mano y ésta fue la causa de su despertar, asociando el picotazo con el dolor de la flecha del cinco de trébol.
-¡Oh, pero si todo ha sido un sueño! Qué cosas se sueñan............
Alicia se quedó mirando el horizonte recordando su aventura en el País de las Maravillas, mientras maquinalmente se rascaba la palma de la mano, donde se le había formado un circulito rojo producido por la picadura del mosquito.
FIN
****
Fiesta Infantil "Alicia en el Pais de las Maravillas"
Preciosa fiesta infantil inspirada en el cuento de Alicia en el País de las maravillas.
La combinación de los colores resulta preciosa y muy adecuada para una fiesta de niños y niñas.
Las niñas más pequeñas se vistieron como Alicia.
El niño llevaba el gorro del sombrerero.
Realizaron una piñata y jugaron a "la reina de corazones dice..."







Fiesta ofrecida por : karas party ideas
Cuento: por Orange.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...